Si pensamos en un ladrón, con seguridad nos viene a la mente el estereotipo de una persona con máscara y en la mano un elemento filoso con el que intenta abrir la cerradura de la puerta de entrada, pero la realidad no está más lejos. Un ladrón puede estar vestido muy formal y solo necesita una maniobra para abrir una puerta o ventana y claramente no se trata solo de la principal.

Para hacerlo, se usan varias fórmulas, conócelas y aprende cómo evitarlas.

Bumping: Es una de las técnicas más famosas por su rapidez y facilidad, los ladrones solo utilizan una llave que la crean ellos mismos para ingresar sin sospecha. Su nombre es: “bump” y el asunto es que no realiza ningún sonido por lo que es difícil advertir que alguien está intentando ingresar.

Ganzuado: Es un método que trata de maniobrar en la cerradura específicamente en la estructura interna y los cilindros imitando el movimiento que hace la propia llave.  La persona no uso la fuerza ni tampoco necesita mayores herramientas por lo que no ocurre un gran sonido.

Imán: Con un imán se gira la llave de la cerradura, no es uno tradicional sino especial que emite mucho magnetismo.

Impresioning: El ladrón logra la impresión exacta de la cerradura después de introducir un objeto que copia la estructura. Posteriormente, solo tiene que introducir la nueva herramienta que es idéntica a la llave y abrir la puerta, como puedes ver es muy sencillo ingresar y no demanda mucho tiempo.

Magic Key o maletín: Con ganzúas se abren las perillas de la puerta, lo peor de esta técnica es que incluso puede realizarse en puertas de tipo blindadas.

Otras maneras de ingresar a casa

Ten en mente siempre que los ladrones realizan un monitoreo del comportamiento de las personas que viven en la casa y alrededores con anterioridad, por lo que tienes que dejar la costumbre de esconder llaves de repuesto: no lo hagas. Incluso, si no te estuvieron observando antes, los ladrones saben examinar macetas, cornisas y arbustos. Lo mejor es guardar las llaves de repuesto en manos de conocidos.

También, los ladrones rompen las ventanas, así que mantén siempre los patios libres de ladrillos y rocas pesadas. Verifica siempre si las puertas están cerradas, también el estado del acceso cuando los trabajadores se van, se han visto muchos casos en los que los trabajadores que estuvieron en una casa realizando una labor pequeña estén aliados con ladrones, ellos se encargan de dejar las puertas o ventanas abiertas en preparación para un robo posterior.

La mejor manera de evitar a los ladrones es adelantarse a sus planes con medidas preventivas. Por eso es importante actualizar las cerraduras e implementar sistemas de seguridad que mantengan lejos a personas que tienen la intención de cometer un crimen.

La empresa Cerrajeros Económicos Valencia cuenta con los últimos modelos en cerraduras y que pueden ser implementadas por su equipo de trabajo en tiempo récord, de esta manera evita alguna violación de su propiedad privada.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad